desarrollo urbano, profundizar el rescate histórico y la oposición al proyecto Biolantánidos serán algunos de los desafíos”.

Tras la resolución del Tribunal Electoral Regional del Bío Bío, acerca de una disputa de dos concejales UDI, este viernes pudo asumir el Concejo Municipal de Penco. El alcalde Víctor Hugo Figueroa había asumido el pasado lunes y fue él quien presidió la ceremonia con la Secretaria Municipal, Beatriz Gallegos como ministro de fe.

El acta del TER determinó que quienes integrarán el Concejo Municipal de la Ciudad Histórica son Leonardo Jara, María Verónica Roa, María Carolina Inostroza, Saidén Espinoza, Samuel Mendoza y Justo Inzunza. 

El alcalde Figueroa expresó “producto de una disputa de dos concejales de la UDI, ya que ambos tuvieron una votación muy similar, el TER debió hacer un nuevo conteo de mesas, por lo tanto no se pudo hacer la ceremonia el 28 como en casi todo el país”.

Figueroa expuso que “este concejo está representado por tres concejales antiguos y tres concejales nuevos. La ciudadanía decidió renovar en un 50% el concejo, así que muy optimista por lo que viene y recordar que este periodo municipal es más corto que el anterior y por eso tenemos que trabajar rápidamente y poner a Penco en el centro”. 

Acerca de los desafíos de este Concejo Municipal, Figueroa, dijo que “debemos trabajar el desarrollo urbano asociado al tema turismo, ahí tenemos proyectos en el área de historia, cultura y patrimonio con nuevos museos, la restauración de Fuerte La Planchada, la construcción de la Costanera en Playa Negra y otros”. 

El alcalde reconoció además que un tema relevante va a ser “la minera, que va a atravesar la contingencia los próximos tres años y medio, hemos preparado un plan de acción para impedir que la minera se instale aquí”. 

Víctor Hugo Figueroa finalizó explicando que “lo social es muy importante. Recordemos que estamos en una pandemia que no sólo ha sido un desastre sanitario, sino que también económico. Tenemos que generar alianzas con el gobierno para apoyar a aquellas personas que han sido dañadas social, sicológica y socialmente. No hay tiempo que perder”.

Leave a Response