Son más de noventa las mujeres jefas de hogar que participan de los diversos talleres de habilitación laboral, los que incorporaron temáticas relacionadas a autoestima, gestión de proyectos, leyes de familia, educación financiera entre otros; elementos que les permitirá potenciar habilidades gerenciales y administrativas.

El Alcalde de la comuna, Víctor Hugo Figueroa, aseguró estar muy feliz con los talleres de capacitación laboral, ya que no sólo permiten insertar a las mujeres al mundo laboral, sino que también les da la oportunidad de desarrollo e independencia, “esta es una muy buena oportunidad para las jefas de hogar de Penco, ya que les permite desarrollar todas sus habilidades, nosotros como municipio estamos dispuestos a entregar y facilitar no sólo los recursos, sino que también la infraestructura para que estas noventa y seis mujeres puedan realizar sus actividades sin ningún inconveniente”.

El programa Mujer Trabajadora y Jefa de Hogar, es un convenio firmado entre la Municipalidad de Penco y el Sernam que tiene por objetivo valorar, potenciar y capacitar a la mujer emprendedora.

Para la señora Noelia Toledo, aprender un nuevo oficio en su vida significó comenzar un nuevo rubro laboral, que le permitirá poder incorporar nuevos ingresos a su núcleo familiar, además de potenciar sus habilidades profesionales.

“Para mí este curso ha sido realmente una bendición, he aprendido cosas que jamás imaginé que podía hacer, además de ser un apoyo para mi familia, ya que puedo aportar con mi dinero y aliviar la carga a mi marido”, afirmó Noelia.

Según Jessica Parra, del taller de corte y confección  la relación con el grupo humano ha sido lo más enriquecedor de toda la experiencia, para ella el lazo con sus compañeras es fundamental, además de aprender un oficio que le permita generar nuevos proyectos de manera independiente, “La profesora se ha portado un siete y las compañeras igual, sin ellas claramente este proceso habría sido más complicado, para mí es una nueva oportunidad, ya que con todo lo aprendido puedo pensar en tener mi propio negocio más adelante”.

El programa dictó alrededor de ocho talleres de manera paralela, que potencian no sólo el aspecto laboral y emprendedor de las mujeres, es el caso de la señora Marina, ella participó del curso de repostería, que no sólo le permitió aprenden un oficio, sino que también desarrollar habilidades desconocidas para ella.

“Para mi esta oportunidad ha sido fantástica porque aprendí a cocinar cosas que jamás imaginé, ahora puedo regalonear a mi marido y a mis nietos, quienes son los más felices con esta iniciativa”, aseguró Marina.

Durante este año más de diez mujeres fueron beneficiadas con el fondo concursable capital semilla, al cual postulan a través de la realización de un proyecto que tiene como premio un monto de 250 mil pesos, que les permite iniciar su propio negocio, con el que obtienen independencia económica y desarrollo profesional.

 

 

Leave a Response