Así lo informó el alcalde Víctor Hugo Figueroa, quien ratificó que en la principal playa habrá un aforo de entre 2 mil 500 a 3 mil personas. Una ordenanza regirá los espacios y quienes no respeten las medidas establecidas arriesgarían multas de 1 UTM.

Penco está en fase 3 y esto posibilita que sus balnearios puedan ser visitados. En ese contexto, la Municipalidad de la Ciudad Histórico empezó a desarrollar una serie de medidas con el fin de resguardar que tanto la Playa de Penco, como la de Lirquén, cuenten con protocolos sanitarios y de esta forma disminuir el riesgo de contagio de covid-19.

Este viernes, el alcalde Víctor Hugo Figueroa llegó hasta la costanera de la playa de Penco y explicó cuáles son estas medidas. “Hoy empezamos a instalar estos hitos, estos bolardos, estas estacas, para señalar el aforo de la playa. Las personas podrán solamente ubicarse en los puntos que están señalados, porque de esta forma se permite mantener el distanciamiento de cinco metros que debe existir entre los grupos que lleguen hasta el balneario”.

Además de los puntos para los grupos de personas, en la playa también existen nuevas señaléticas, habrá facilitadores, sanitización constante de los baños. El alcalde explicó que “para la playa de Penco, sumando costanera, sector casino y Playa Negra, habrá unos quinientos hitos”. Por cada uno de estos hitos puede haber un máximo de 4 a 5 personas.

Figueroa recalcó que “pedimos a los vecinos que respeten estas condiciones que hoy día establece el protocolo sanitario, todo esto con el fin de evitar contagios y así nosotros no tengamos que retroceder en el plan paso a paso. De la misma forma, hacemos el llamado a los vecinos de Penco a disfrutar con responsabilidad de la playa y que ojalá puedan venir en la semana par evitar aglomeraciones el fin de semana”.

Acerca de la fiscalización, Figueroa expuso que “hoy el municipio está aprobando una ordenanza que permitirá tanto a inspectores municipales como a Carabineros aplicar multas de 1 UTM a las personas que no resguarden el distanciamiento entre grupos. Esta ordenanza será aprobada la próxima semana y la idea de todo esto es tener un verano seguro”.

Se debe subrayar que el uso de mascarilla en la playa es obligatorio, a no ser que las personas no estén en movimiento o tomando sol. Figueroa recordó que “tenemos una mesa de trabajo con la Armada, Carabineros e Inspección Municipal, donde entre los tres vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para fiscalizar, aunque  más que eso, es importante que las personas tomen conciencia y respeten este protocolo sanitario”.

Leave a Response