16 participantes dieron vida a este evento, que se realiza desde hace varios años en la localidad de Penco. Se realizaron dos competencias, una para damas y otra para varones.

La versión 2019 de la tradicional Carrera de Garzones de Lirquén se desarrolló este martes, con un amplio marco de público y la expectación del sector gastronómico marino en Penco. En esta oportunidad, participaron 8 mujeres y 8 hombres, quienes hicieron un recorrido por las calles céntricas de la localidad, llevando una bandeja con una botella y una copa.

El desafío, que se enmarca en la celebración de los 469 años de vida de la ciudad de Penco, consistía en llegar hasta el punto de origen con la copa y la botella intactas, en la menor cantidad de tiempo posible y siempre trasladando estos objetos en una mano.

El público no dejó de animar a los participantes y tras finalizar el recorrido, atentamente seguido por cámaras y el jurado, resultaron vencedores Johana Montero, del restorán La Nave y Daniel Vallejos de Hanyin Zan.

Johana Montero, que ha sido resultado vencedora las última tres versiones, explicó que “lo más difícil es mantener el equilibrio, pero gracias a que tengo bastante práctica, logré ganar otra vez esta competencia”.

Según Daniel Vallejo, “lo más difícil para mí fue correr, ya que hago poco deporte. La práctica la tenemos a diario acá en el restorán”.

Luis Guerrero, delegado de la Municipalidad de Penco en Lirquén, manifestó que “se trata de una actividad muy tradicional. Para Lirquén, la gastronomía es una actividad económica muy importante, así como la portuaria y por eso esta actividad llama mucho la atención y es seguida año a año”.

Leave a Response